EFECTO DEL CORREDOR VIAL BUGA-BUENAVENTURA, UBICADO EN LA RESERVA NATURAL BOSQUE DE YOTOCO (VALLE DEL CAUCA, COLOMBIA) EN LA COMUNIDAD DE MAMÍFEROS Y FUNDAMENTO PARA UNA PROPUESTA DE CORREDORES ARTIFICIALES

Wendy Francy López Meneses
Biología,
Universidad Nacional de Colombia – Bogotá
Director:
Pedro Sánchez Palomino, Profesor Asociado al Departamento de Biología.
Resumen de la investigación

OBJETIVO GENERAL
Evaluar la influencia que sobre la comunidad de mamíferos tiene la inclusión del corredor vial Buga - Buenaventura y fundamentar una propuesta de corredores artificiales.

A través de algunas de las metodologías de campo estándares para el muestreo de pequeños mamíferos terrestres, voladores, medianos y grandes se determinaron los sitios de paso más frecuentes y las tendencias de movilidad de la fauna, por la carretera Buga-Buenaventura que pasa a través de la Reserva Natural Bosque de Yotoco, Valle del cauca; con el fin de evaluar la influencia de dicha carretera en la comunidad de mamíferos. La caracterización topográfica y fisionómica de la vegetación mostró un mosaico de 10 ambientes asociados a la carretera los cuales se relacionaron con los puntos de captura, observación y atropellamiento. Se encontró que individuos de Melanomys caliginosus, Oryzomys talamancae, Rhipidomys mastacalis y Marmosa robinsoni, recapturados en más de tres ocasiones, tienden a moverse paralelamente a la carretera, sin ninguna evidencia de cruce ni de atropellamiento. A pesar de que no hubo recapturas de murciélagos, se puede afirmar que cruzan indiferentemente la carretera, e incluso viven en las alcantarillas.

Algunos forrajean en el borde y particularmente Myotis riparius se ve atraído hacia los insectos que llegan por efecto de la luz vehicular, haciéndolo vulnerable al atropellamiento. Los mamíferos medianos y grandes como son: Cebus capucinus, Alouatta seniculus, Potos flavus, Aotus sp., Bradypus variegatus, y Choloepus hoffmanni, forrajean en el día y en la noche cerca del borde gracias a la amplia variedad y cantidad de alimento que proporciona ya sea la vegetación predominante de borde o los desechos arrojados por los vehículos. Algunos individuos de C. capucinus y A. seniculus fueron vistos cruzando la carretera del fragmento pequeño al grande, quizá evitando la fuerte competencia y escasez de recursos de uno de los fragmentos causada por la superpoblación y el hacinamiento. La fragmentación de hábitat producida por dicha carretera es evidente y además de generar aislamiento y peligro de atropellamiento para algunas especies, aumenta el efecto de borde, perturbando la dinámica del bosque y por ende la supervivencia de la fauna silvestre. Ambientes hostiles como helechales, pastizales, cañaduzales y deslizamientos irrumpen cada vez más hacia el interior de cada fragmento, creando condiciones desfavorables para la fauna y abriendo paso a animales domésticos y a personas que ingresan a la reserva. Actividades antrópicas como la caza extractiva y la deforestación son facilitadas por la carretera y peligran la supervivencia de la fauna nativa; al tiempo que introducen desechos, plagas (Rattus rattus), enfermedades dérmicas y parasitarias que prosperan crecientemente en especies como P. flavus y M. caliginosus y alterando quizá de forma importante la capacidad de regeneración del bosque. Finalmente, sumado a las conclusiones que arroja este trabajo, se trazaron los fundamentos ecológicos para una propuesta de corredores artificiales que incluye pasos de fauna aéreos, subterráneos y vallas en la carretera; la cual puede ser divulgada a la autoridad ambiental del departamento del Valle (CVC) y a la comunidad campesina aledaña y quizá implementada en el plan de manejo de la Reserva Natural Bosque de Yotoco.