CARACTERIZACIÓN MOLECULAR DE BOTHRIECHIS SCHLEGELII
EN COLOMBIA

Javier Mauricio Giraldo Montoya y
Paula Andrea Ossa López
Biología
UNIVERSIDAD DE CALDAS

Resumen del proyecto de investigación

La familia Viperidae cuenta con la subfamilia Crotalinae, que incluye el género Bothriechis, el cual está representado por ocho especies: B. aurifer, B. bicolor, B. lateralis, B. marchi, B. nigroviridis, B. rowleyi, B.supraciliaris, B. schlegelii (Taggart et al., 2001; Campbell y Lamar, 2004). B. schlegelii (oropel, víbora de pestaña, bocaraca, yaruma de pestaña, cabeza de candado), se destaca por ser la única especie que además de habitar en Centroamérica, se distribuye en Colombia, Ecuador y Perú, abarca altos polimorfismos cromáticos y variaciones en el número de sus escamas (Kuch y Freire, 1995). Muestra un alto grado de tolerancia a la presencia de seres humanos, convirtiéndose con Bothrops asper y Bothrops atrox en los causantes de cerca del 90% de los accidentes ofídicos que ocurren en el país (Sorrell, 2009).

La clasificación del género Bothriechis, se ha llevado a cabo utilizando parámetros como el número y forma de escamas, que si bien pueden determinar a una serpiente dentro de un género específico, no puede determinar con exactitud la especie (Quintana et al., 2000). Los estudios moleculares son escasos pero interesantes, destacándose los resultados de Wüster et al., (2002), donde reportan que las secuencias de B. schlegelii, presentan un porcentaje de divergencia muy alto, mayor al que separa a las especies más lejanas en el género Lachesis.

Para establecer acercamientos a las poblaciones de B. schlegelii, una buena herramienta es la realización de estudios que involucren una caracterización morfológica y molecular; donde se puedan utilizar parámetros morfométricos y la utilización de genes nucleares y mitocondriales, que permitan determinar la diversidad genética de las poblaciones. En este contexto, el trabajo pretende dar inicio al estudio de patrones moleculares y/o morfológicos, que puedan ayudar a discernir la sistemática de este grupo con tanto potencial de estudio, inicialmente sobre colecciones biológicas, que tal como lo expresa Páez (2004) representan el patrimonio natural de una región, constituyen un archivo histórico natural de utilidad múltiple donde la preservación de especímenes y su información asociada son la base de estudios taxonómicos y que se extiende a estudios sistemáticos, ecológicos, filogenéticos, biogeográficos, de genética de poblaciones y conservación; formando parte fundamental en el conocimiento de la diversidad biológica y en el avance de las ciencias biológicas.