CONECTIVIDAD GENÉTICA Y ECOLOGÍA A FINA ESCALA EN EL CORAL FORMADOR DE ARRECIFE MONTASTRAEA FAVEOLATA EN EL CARIBE COLOMBIANO.

Rocío Juliana Acuña Posada
Estudiante de la maestría en Ciencias Biológicas
UNIVERSIDAD DE LOS ANDES, Bogotá, D.C

Resumen del proyecto de investigación

“En la actualidad los arrecifes coralinos enfrentan grandes amenazas que ponen en peligro la supervivencia de las especies que en ellos habitan. La extinción de estos ecosistemas marinos conllevaría a un desastre ambiental y biológico sin precedentes en el cual el balance del planeta se vería afectado tanto en la producción de oxígeno y en el secuestramiento de gases de invernadero (CO2, Metano, etc), así como en la obtención de productos pesqueros y marinos. Para mitigar los estragos de los disturbios ambientales y la sobre explotación de los recursos naturales se han creado Áreas Marinas Protegidas (AMPs). Éstas son áreas delimitadas en las que las actividades humanas, como la explotación de los recursos marinos y el turismo, entre otras, están restringidas.

En Colombia se han creado cinco de estas áreas pero su planeación no ha tenido en cuenta patrones ecológicos importantes a la hora de evaluar la salud arrecifal. La conectividad genética y ecológica es uno de estos factores que han sido relegados y cumple un papel fundamental en la historia de vida de los organismos arrecifales, especialmente los organismos bentónicos sésiles como lo son los corales. El efecto de disturbios ambientales como huracanes, alza en las temperaturas, enfermedades, depredación, etc., sobre los corales puede ser menguado por la llegada y posterior asentamiento de larvas provenientes de poblaciones sanas. Así la conectividad entre las poblaciones se convierte en un proceso por medio del cual se podrían rescatar zonas vulnerables.

Montastraea faveolata es un coral duro formador de arrecife que cuenta con una amplia distribución en el Caribe. De su supervivencia depende gran parte de la biodiversidad de los arrecifes y muchos de los procesos ecosistémicos que se llevan a cabo en los arrecifes. Por ello su conservación es un asunto primordial a la hora de plantear planes estratégicos que busquen la supervivencia de los arrecifes coralinos. El propósito de nuestro trabajo es, entonces, entender los patrones de conectividad dentro y fuera de áreas marinas protegidas, las barreras que afectan el flujo genético entre las poblaciones del coral formador de arrecife Monestraea faveolata en el Caribe colombiano y determinar los patrones de dispersión de las larvas de esta especie de coral”