Patrones biogeográficos de diversidad alfa, beta y funcional de especies de murciélagos
(mammalia, chiroptera) en Colombia: bases para la conservación.

JURANNY MILENA ASTORQUIZA ONOFRE, estudiante de la maestría en Ciencias Biológicas, Universidad de Nariño, Pasto.

Resumen del proyecto de investigación

“Una de las preguntas básicas en los estudios de biodiversidad es cómo la riqueza de especies está distribuida en el espacio y cómo varía entre lugares. La descripción de patrones de riqueza en el espacio permite entender y explicar las condiciones del ambiente para inferir posibles cambios ocasionados por la fragmentación de bosques y degradación de los ecosistemas.

La diversidad biológica ha sido determinada tradicionalmente como la diversidad taxonómica la cual puede medirse bajo dos componentes: Diversidad Alfa (α) que representa la riqueza de especies y Diversidad Beta (β) que representa el recambio de especies en un área.

Una métrica alternativa al estudio de la diversidad biológica es la Diversidad Funcional (DF) que representa la tendencia y distribución de las funciones de los organismos dentro de las comunidades y ecosistemas. Adicionalmente la diversidad biológica ha sido ampliamente usada para proponer explicaciones sobre la historia evolutiva y la ecología de los taxones y sus áreas de distribución o conservación.

Particularmente en mamíferos voladores o murciélagos, se tienen algunas aproximaciones biogeográficas o de diversidad local, pero los conocimientos en relación a los patrones de distribución de diversidad biológica (α, β y DF) desde una perspectiva integral y a escala regional se consideran parciales o incompletos, pese al importante servicio ecosistémico que presta.

Los murciélagos son el segundo grupo de mayor diversidad en el Neotrópico. En Colombia se han documentado 205 especies de murciélagos, las cuales representan aproximadamente el 54% de las especies de murciélagos Neotropicales.

Estos mamíferos desempeñan un papel importante dentro de la biodiversidad, al ocupar variados niveles tróficos (dispersores de semillas, control de insectos, polinización) y por sus relaciones con especies vegetales útiles en el mantenimiento de los ecosistemas o las poblaciones humanas. Se ha propuesto que los murciélagos presentan patrones de evolución compartida en sus áreas de distribución, lo cual los hace de particular interés en los análisis biogeográficos, representatividad en el Sistema Nacional de Áreas Protegida (SINAP), haciendo uso de herramientas de modelamiento de nicho ecológico y distribuciones de especies.

Este proyecto aporta a la línea: Biodiversidad y servicios ecosistémicos; temática: Desarrollo de modelos predictivos de cambios en los patrones de distribución y abundancia de especies nativas o invasoras”