Diversidad taxonómica de Opiliones (arachnida) en un gradiente altitudinal de la vertiente Occidental de la Sierra Nevada de Santa Marta

NATALIA ANDREA DE MOYA GUERRA, estudiante del pregrado de Biología, Universidad del Atlántico, Barranquilla.

Resumen del proyecto de investigación

“La Sierra Nevada de Santa Marta (SNSM) constituye un sistema montañoso con características únicas en el mundo, desde su conformación geomorfológica hasta los ecosistemas contrastantes que lo rodean como el desierto de La Guajira. La SNSM es considerada una isla continental con altas tasas de endemismos en todos los grupos biológicos y los arácnidos no son excepción.

Los Opiliones son un orden de arácnidos caracterizados por la fusión del prosoma y opistosoma, la presencia de glándulas repugnatarias cuya función es de defensa y la presencia de pene en los machos.

En Colombia se han documentado 162 especies de opiliones, lo cual es indicador de la carencia de estudios taxónómicos y descriptivos para el orden. Estos animales habitan zonas húmedas (higrófilos) y son cazadores activos nocturnos, desempeñándose como depredadores generalistas que consumen insectos y otros opiliones, lo que les confiere potencial como controladores de plagas. Así mismo, desempeñan un papel importante dentro de la biodiversidad, al ocupar variados niveles tróficos (dispersores de semillas, control de insectos, polinización), evidenciando así la variedad de servicios ecosistémicos que brindan.

La baja vagilidad [capacidad de los organismos para diseminarse] de este grupo, se traduce en que tienden al endemismo, confiriéndoles características apropiadas para ser modelos de estudios biogeográficos.

Los opiliones de la SNSM no han sido estudiados y las amenazas y fuertes presiones antrópicas a las que se encuentra sometida el área de estudio demuestran la urgencia de la realización de trabajos faunísticos que aproximen al conocimiento biológico de esta importante zona natural.

En este trabajo se pretende estimar la diversidad taxonómica del orden Opiliones a lo largo de tres estaciones en un gradiente altitudinal (800-2000 msnm) mediante la captura de especímenes en campo con diferentes técnicas de muestreo. Posteriormente se identificarán hasta el nivel taxonómico más bajo posible para luego proceder al estudio de órdenes de diversidad. Así mismo, se medirán parámetros ambientales in situ (temperatura y humedad) para evaluar su relación con la presencia, riqueza y abundancia de los opiliones mediante un test de Mantel.

Con este trabajo se contribuirá al conocimiento de la opiliofauna nacional, el cual se ha concentrado en el interior del país, y sentará los precedentes de las especies presentes en la SNSM.”