Entrevistas con Científicos Galardonados

ANDRÉS ALEJANDRO PLAZAS MALAGÓN

Entrevista concedida por Andrés Alejandro Plazas Malagón, Premio Nacional Alejandro Ángel Escobar -Ciencias Exactas Físicas y Naturales- 2016 por su trabajo  Entendimiento de errores sistemáticos para permitir el uso de lentes gravitacionales débiles como una herramienta cosmológica.

1. ¿Cómo surgió en usted la inquietud por la investigación científica?
Soy una persona que se emociona bastante con nuevos  conocimientos; la curiosidad de aprender nuevas cosas siempre ha guiado mis pasos a través de la vida.  Ya más concretamente, en mi primer semestre de la Universidad decidí estudiar Física, ya que estaba fascinado por su desarrollo histórico y porque a través de su estudio podemos avanzar en el  entendimiento de nuestro mundo e intentar dar respuestas alas preguntas más interesantes que nos podemos hacer como humanidad.

2. ¿De qué manera incidió su familia en su disciplina al estudiar?
Mi familia siempre ha estado a mi lado incondicionalmente. Desde pequeño me inculcaron responsabilidad e independencia a la hora de estudiar. Mi papá lee mucho y tiene una biblioteca en la casa; siempre me ha impresionado eso y su respeto por el conocimiento. Mi mamá me ha enseñado a entender las cosas desde un punto de vista general y hallar conexiones entre aspectos que a simple vista parecen desconectados: esto es básicamente lo que se hace con las matemáticas y la cosmología.

3. ¿Dónde transcurrió su infancia?
Nací y crecí en Bogotá, en el barrio Américas Occidental. Mis padres aún viven allí.

4. ¿En qué colegio estudio?
Estudié en el Colegio Salesiano León XII, en la Candelaria, cerca de la Casa de Nariño.

5. ¿Cree usted que el colegio jugó un papel importante en su desarrollo profesional?
Por supuesto. Hasta el día de hoy recuerdo muchas de las enseñanzas y lecciones de mis profesores en el colegio.

6. ¿Cuál fue su materia favorita en el colegio?
Es un poco difícil de responder ya que era muy curioso y me gustaban varias materias. Me gustaban las matemáticas, la física y la química, pero también disfrutaba de literatura (español), historia (ciencias sociales) y filosofía.

7. ¿Cuál fue la materia que más dificultades le dio en el colegio?
Me gustaba mucho el dibujo artístico pero muchas veces se me dificultaba la técnica; afortunadamente tenía amigos talentosos que me ayudaban (hoy en día son diseñadores profesionales).

8. ¿Si no hubiera sido físico, qué otra cosa hubiera estudiado?
Tal vez matemáticas o ingeniería de sistemas. Aunque también me gustan mucho la filosofía, la historia y la lingüística. Y si tuviera el talento, sería artista o músico.

9. ¿Cuándo supo que lo que quería estudiar era física?
En el primer semestre de la universidad (empecé estudiando Ingeniería Industrial), después de tomar una clase sobre la historia de la física y su aporte a la humanidad: “Grandes Ideas de la Física”.

10. ¿Cuáles fueron sus opciones para escoger su carrera universitaria, su universidad y su campo de investigación?
Al principio no estaba muy seguro ya que muchas de las áreas dela física me parecían muy interesantes. Hacia el final de mi carrera me decidí por astronomía después de tomar unas clases y realizar observaciones con el telescopio de la Universidad. Ya en el último semestre tuve la oportunidad de realizar una pasantía de verano en Fermilab, un acelerador de partículas del Departamento de Energía de Estados Unidos, cerca de Chicago. Allí trabajé con detectores astronómicos para el “Dark Energy Survey” (DES) y empecé a conocer más acerca de cosmología y el problema de la energía oscura. Cuando empecé mis estudios de postgrado, después de tomar clases empecé a trabajar con el Profesor Gary Bernstein (uno de los líderes en el tema) con la técnica de lentes gravitacionales.

11. ¿Qué hace en sus ratos libres?
Me gusta viajar a nuevos lugares y conocer otras culturas, estudiar idiomas, jugar fútbol y videojuegos y ver películas.

12. ¿Piensa seguir investigando sobre el mismo tema con el cual se ganó el Premio Nacional de Ciencias? ¿Qué otros temas le interesan?
Sí. En estos momentos estoy trabajando con detectores infrarrojos que serán usados en la misión WFIRST de la NASA (un telescopio espacial que será lanzado en la próxima década), teniendo en cuenta los requerimientos para usar la técnica de lentes gravitacionales y saber más acerca del universo. Un tema un poco diferente a la cosmología y que me parece muy interesante es la búsqueda de planetas extrasolares.

13. ¿Explique, por favor, de manera sencilla de qué se trata lo que investiga y para que le sirve a la humanidad?
Mi área de trabajo es la cosmología observacional. La cosmología se define como el estudio del universo como un todo. Queremos saber, por ejemplo, de qué está compuesto el universo, cuál es su origen y cuál será su destino. Sin embargo, todas las observaciones que tenemos son consistentes con un modelo en el que casi 95% del universo lo constituyen dos componentes de los cuales no sabemos mucho: la materia oscura y la energía oscura. Junto con mis colegas usamos una técnica llamada lentes gravitacionales para saber más acerca de estos componentes. Estudiamos los detectores de última generación que nos permitirán obtener una medición clara y confiable de la señal producida por esa técnica.
El estudio de la cosmología busca responder varias de las preguntas más importantes de la humanidad: ¿de dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Para dónde vamos? Desde ese punto de vista, nos ayuda a encontrar nuestro lugar en el universo. Ahora bien, al tratar de responder estas preguntas fundamentales se generan avances científicos que redundan en nuevas tecnologías; éstas indudablemente mejoran la calidad de vida de todos. Por ejemplo, los láseres, computadores, el sistema de navegación global e incluso los “iPads” no serían posibles si no se entendiesen las leyes fundamentales de la física.

14. ¿Cuál es su sugerencia para cualquier gobierno en cuanto a temas de investigación y ciencia?
Los gobiernos deben analizar los ejemplos de la historia en los que claramente el desarrollo tecnológico ha surgido a partir de la investigación científica fundamental (por ejemplo, la Revolución Industrial en Inglaterra). De esta manera se puede apreciar el enorme potencial y beneficio que esto conlleva para la sociedad y así poder crear un programa de apoyo e inversión constante y robusto, desde la educación primaria hasta los niveles académicos más altos. Al mismo tiempo, hay que ver las cosas desde una perspectiva general y darse cuenta que la investigación requiere de tiempo y mucha paciencia: los resultados no serán probablemente inmediatos, pero de seguro sus frutos se verán en el futuro. Es ahí cuando se debe adquirir una perspectiva cósmica y ver conexiones en donde aparentemente no las hay. Además, es claro que se deben tener en cuenta las necesidades y prioridades de cada sociedad en particular. Esto es una cuestión muy difícil de responder, ya que necesariamente hay que hallar respuesta a la pregunta ¿quiénes somos? ¿Cómo nos definimos? ¿Qué clase de sociedad queremos construir? ¿Cuáles son las necesidades más apremiantes que tenemos? Para generar un plan sólido desde el punto de vista teórico y práctico haría falta la participación de varios sectores de la sociedad; es un esfuerzo colectivo.

15. ¿Qué necesitamos en Colombia para que la ciencia y la investigación sean un quehacer desde la infancia?
Hay que aprovechar esa curiosidad natural de los niños y canalizarla a través de su educación en algo formal y profesional. Pienso que es importante desde la infancia generar una resonancia entre los aspectos románticos, idealistas e inspiradores de la Ciencia y la gran capacidad que tenemos los colombianos de apasionarnos por algún tema en particular. Una vez que veamos en la ciencia una puerta para comunicarnos con nuestro entorno y entenderlo, es más fácil entender su utilidad práctica para que los jóvenes también la vean como una opción de vida y una herramienta para contribuir al desarrollo del país.

16. ¿Cuál es su héroe en el mundo de la ciencia?
Hay varios: Albert Einstein, Richard Feynman, Annie Jump Cannon, Emmy Noether, Galileo Galilei, Carl Sagan…¡Podría continuar con la lista!.

17. ¿Qué música escucha?
Me gusta mucho el “metal” sinfónico y el “power metal” europeo. También disfruto de la música clásica y del rock en general.

18. ¿La investigación es arriesgar?
Algunas veces, sí. Lo es en el sentido de que hay que tener creatividad e incluso valentía para proponer nuevas teorías e ir más allá de los paradigmas dominantes en un área en particular. Sin embargo, también es muy tradicional en el sentido de que hay un método claro a utilizar (el Método Científico) y que cualquier aseveración debe ser analizada con cautela, paciencia, escepticismo y a la luz de la evidencia experimental.